20 datos y anécdotas de la grabación de Un tal Alonso Quijano

Un tal Alonso Quijano es el primer largometraje de la Escuela de Cine y Televisión de la Universidad Nacional de Colombia. Es una película hecha enteramente por estudiantes, algo nunca visto en la cinematografía nacional. Y a ese hito hay que agregarle que se lanza de manera digital y gratuita este 1 de julio, en medio de una pandemia que obligó el cierre de las salas de cine de todo el mundo.

Alrededor de este hito hay bastantes datos y anécdotas valiosas, que demuestran la dedicación y el esfuerzo que los estudiantes invirtieron en la película. Por ejemplo, que el equipo de producción se enfrentó al reto de grabar una escena icónica en tan solo 25 segundos, o que en cada día de rodaje hicieron, en promedio, 14 planos.

Esta es una recopilación de datos y anécdotas de la grabación de Un tal Alonso Quijano.

******

1 – Hacer la película tardó 4 años, pero todo el rodaje duró 6 semanas. Se grabó durante los periodos intersemestrales de la Universidad Nacional para no interrumpir las clases y las actividades académicas del equipo de producción.

2 – El promedio de edad del equipo de producción es de 20 años. Eran al menos 80 personas. Cuando se empezó a rodar la película, todos los integrantes estudiaban en la Escuela de Cine y Televisión de la Universidad Nacional.

3 – El guion de la película tiene 110 páginas y 16.795 palabras. Para muchos del equipo fue la primera vez que leían un guion de un largometraje de ficción.

4 – Cada día de rodaje se grabaron, en promedio, 14 planos

5 – En la escena del avión se hicieron 12 planos en 3 horas. Todo un trabajo contrarreloj porque se alquiló la aeronave por ese tiempo. 

 

 

6 – Uno de los personajes de la Medellín de los años ochenta que sube y baja de una moto es el plano con más tomas grabadas de toda la película: 25 en total. Esto se debió a que el actor no sabía manejar.

7 – Por cierto, Manuel José Sierra, el actor que interpretó al profesor Alonso Quijano, tuvo un accidente en una Vespa durante la grabación de una escena donde montaba esa moto y entraba a la Universidad Nacional. Nada de gravedad. Pero la producción lo mandó a un curso exprés de conducción de 15 horas.

8 – La escena que menos tiempo tardó en rodarse fue la de Quijano frente a un bus de TransMilenio. La producción trabajó como si fuese un equipo de pits de la Fórmula Uno porque contaba tan solo con 25 segundos para grabarla, pues eso es lo que dura en rojo el semáforo de la estación Quinta Paredes. 

9 – Se rodaron 5 escenas a 3.152 metros sobre el nivel del mar: las representaciones de Don Quijote de la Mancha entre Quijano y Santos Carrasco en Monserrate.

10 – Un total 583 planos tiene la película, que se grabaron en Bogotá y Medellín.

 

 

11 – Al profesor Quijano lo interpretaron 4 actores en toda la película: Manuel José Sierra (lastimosamente murió cuando faltaban varias escenas por grabar), Iván Álvarez (su doble físico), José Manuel Ospina (su doble de voz) y Luis Tarapuez (uno de los asistentes de dirección y quien hizo de Quijano en los años ochenta).

12 – En la escena del concierto de punk, al que asisten Quijano y Santos, participaron 120 extras. Ninguno pertenece a ese movimiento.

13 – Hablando de extras: 10 de ellos repitieron escena, pues estuvieron en el concierto de punk y en la Medellín de los años ochenta (de hecho, eran amigos del equipo de producción).

14 – En la escena de la casa de reposo donde Quijano fue internado, 10 directivos de la facultad de Artes de la Universidad Nacional hicieron sus respectivos cameos como otros ‘locos’.

15 – Una escena complicada de rodar: cuando Quijano alucina con La Mancha. Se grabó en Suesca, un pueblo a una hora de Bogotá. El equipo de producción llevó a una burra y a dos burros, pero no se percató de que la burra estaba en celo. Así que fueron retirados los burros y solo se grabó con la burra, pues se convirtió en una situación incontrolable.

 

 

16 – Las escenas de la Medellín de los años ochenta fueron grabadas en la Comuna 13. Se contó con el apoyo de un equipo local de producción.

17 – Como las jornadas de rodaje eran largas y extenuantes, el equipo bebió cerca de 900 litros de café.

18 – Alumnos del Conservatorio de la Universidad Nacional interpretaron la parte sinfónica de la banda sonora. 20 estudiantes de música participaron.

19 – La película se rodó con 3 cámaras de cine: la Sony PMW-F5, la Super 8 Canon 814 XL-S y la Sony PXW-FS5. Además, se usó un dron (DJI Inspire 2) y una escena (la del ensayo de Lorenza con Desarme Rock Social) fue grabada con un celular.

20 – Desarme Rock Social es una banda bogotana con más de 25 años en la escena punk nacional. Brenda Quiñones, quien interpretó a Lorenza, participó en la grabación de las canciones que la banda hizo para la película y cantó de verdad en el concierto de punk al que asisten Quijano y Santos.